Catedral de Las Palmas de Gran Canaria

El proceso de restauración de la Catedral de Santa Ana pasa por diversas fases, todas ellas proyectadas y dirigidas por el eminente Dr. Arquitecto D. Salvador Fábregas Gil, dentro de los procesos de restauración destacaremos los siguientes:
La reforma de la cabecera del interior de la Catedral, para dotarla de un nuevo espacio de celebraciones, acorde con su dignidad y categoría, en el que, además, están presentes piezas que forman una plataforma capaz de congregar, en sus entorno próximo, la mayor cantidad de fieles con las mejores condiciones de visibilidad y cercanía deseables para la celebración de actos, ganando para ello las naves transversales de los transeptos Norte y Sur, a uno y otro lado del crucero, naves hasta aquí, infrautilizadas por falta de visibilidad respecto de las anterior posición del Altar Mayor.
Las intervenciones que se llevan a cabo se realizan con el cuidado y respeto que este tipo de monumentos merece; los cambios con respecto a la distribución de los espacios según las consultas realizadas a expertos.
El Altar se reubica en el centro del crucero, bajo la solemne cúpula, siguiendo las directrices de los ejes según la ideología cristiana, como metáfora de la colocación del corazón del hombre de Dios.

 

Empresa del Grupo Rodríguez Luján